Tokio 2020: ¿abocado a la cancelación?

Tokio 2020: ¿abocado a la cancelación?

A tenor con el esparcimiento del coronavirus, cada día es más evidente que los Juegos Olímpicos de Tokio, pautados para empezar el 24 de julio y terminar el 9 de agosto, han provocado que asome el viejo fantasma de la cancelación, que aconteció durante las guerras mundiales en 1916 y 1940. 

En una reunión del Comité Ejecutivo del COI, el 25 de febrero, se concedió un periodo de gracia de tres meses para decidir si se efectúan o suprimen, lo que sería un golpe durísimo para la cadena televisiva NBC, que pagó más de $4 mil millones por su retransmisión y los de invierno en 2022. 

Es obvio que el COVID-19 tiene de cabeza al COI, porque la salud universal es más importante que cualquier certamen deportivo de exposición global, y Tokio, elegida por 42 votos, 16 más que Estambul y Madrid, ya fue anfitrión en 1964, lo que abona en su contra porque al no ser debutante se achica la diferencia. 

Curiosamente, su logotipo, que no fue el primer seleccionado, es un círculo ajedrezado de color índigo, que, pues, aparenta una corona sin las puntas del COVID-19. 

Recientemente Kyoda News reveló una encuesta en que el 70 por ciento de los japoneses cree que su Olimpiada será suspendida, aunque su primer ministro Shinzo Abe piensa lo contrario, al igual que el alemán Thomas Bach, presidente del COI, quien ordenó el inicio del recorrido de la antorcha olímpica el jueves 12 de este mes en el templo de Hera en Grecia, y de inmediato se detuvo por la referida pandemia mundial. 

La comisión organizadora aceptó las mismas disciplinas deportivas que en Río de Janeiro en 2016, y el 3 de agosto de ese año se les añadieron el béisbol, que en el caso femenino es el sóftbol; el karate, el surf, la escalada y el mono patinaje, estas dos últimas sin arraigo popular. 

Asimismo, se puso un límite de 11,000 participantes, pero sin definirse todavía varios preolímpicos. 

Me parece que finalmente el COVID-19 derrotará a Tokio porque nadie tiene la mente centrada en competiciones atléticas y sí en el futuro de su vida y de sus familiares.

elnuevodia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 1 =