Ruth Lorenzo Couso: "Siempre digo que si no hiciera Karate, sería una Ruth muy diferente"

Ruth Lorenzo Couso: “Siempre digo que si no hiciera Karate, sería una Ruth muy diferente”

La relación de Ruth Lorenzo con Karate comenzó con un gran revuelo cuando solo tenía cinco años. «Fue amor a primera vista». Esta Compostelana, nacida en 1991, participó en las clases de la tarde en el gimnasio de su escuela, Lamas de Abade. Debido a algunas obras, los estudiantes de karate comenzaron a compartir el espacio con su clase. Sus ojos escapaban constantemente hacia el lado karateca. “El monitor habló con mis padres, me apuntaron … ¡hasta hoy!” Y hoy es un atleta que compite en la Liga Premier de Karate. Esta temporada llegó a estar entre los cincuenta mejores karatecas en su categoría, el kumite -55-

“Siempre digo que si no hiciera Karate, sería una Ruth muy diferente”. Desde su deporte, Lorenzo enfatiza “la filosofía que transmite” y que trata de compartir con sus alumnos, ya que también es entrenadora. «Cuando aprendes cómo hacer karate, hay respeto por los profesores, los compañeros de clase. Los estudiantes mayores son responsables de los más pequeños, tienen que dar un buen ejemplo. Es algo inherente a la práctica del deporte “.

La primera vez que compitió “en serio” tenía catorce años. También fue la primera vez que alcanzó un campeonato en España. Luego entrené en el club de San Francisco de Teo, que llegó en quinto grado y nunca quiso irse. Incluso cuando se fue a A Coruña para estudiar Ciencias del Deporte y Actividad Física, el antiguo INEF.

“Cuando tenía 18 años, las cosas no me salían como pensaban que deberían ir”, recuerda. Pronto su papel en la competencia fue cuestionado. «Pero aprendí a sentirme más a gusto, incluso cuando perdí». También coincidió en el momento en que los campeonatos se hicieron más difíciles y más exigentes.

«Estaba comenzando mi vida universitaria y, al mismo tiempo, las exigencias del deporte eran cada vez mayores. Habló con su entrenador, Óscar Lafuente. “Era hora de preguntarme si quería dar un paso adelante: ¿quieres ir por todos, incluso si vas a perder?”

Lorenzo decidió “poner toda la carne en la parrilla”. Reconoce que el resultado no fue deseado. “Participé en varios campeonatos en los que califiqué en el quinto puesto, en lugar de obtener la medalla. A nivel nacional, resistí ». Sin embargo, su esfuerzo, su pasión, no le permitieron tirar la toalla fácilmente y ella marcó sus propios objetivos. “Para mí tengo cosas. Hubo dos años para ir al campeonato nacional, fue necesario pasar una fase previa, solo pasaron los ocho mejores de cada categoría, y logré clasificarme ambas veces “.

Después de terminar su etapa en A Coruña comenzó a dar clases de karate y gimnasia. Tu rutina es vertiginosa «Doy clases a niños y niñas, a adultos, y también doy clases de actividad física a adultos en O Pino. A veces se vuelve complicado. No tienes tiempo para nada. Es ir corriendo a todas partes para tener tiempo para entrenar. También es cierto que me gusta mucho, al final los deportes minoritarios, imagino que todos somos iguales. Para hacerlo tienes que dedicarle muchas horas y necesitas trabajar “, confiesa.

Lorenzo agradece la complicidad y comprensión de sus alumnos cuando tiene que marchar para competir. En su primera temporada en la Premier League, el nivel más alto en su deporte, viajó a Leipzig, Salzburgo, Rotterdam, Estambul y Okinawa. Este último destino lo convirtió en una ilusión especial. “Es el sueño de todos los karatecas, ir a Japón. Es una cultura fascinante. Cuando la idea llegó a su fin, pensé ‘¿cómo voy a ir a Okinawa?’ Y al final, ¡mira!

Este verano continuará entrenando con la mirada puesta en el Abierto de Berlín en septiembre. También buscará patrocinadores que la ayuden a pagar el viaje. “De esto, en este momento, uno no puede vivir. Por suerte o por desgracia “.

El San Francisco de Teo. Es fiel al club en el que entró hace diez años. Destaca el nivel de su entrenador, Óscar Lafuente, pero también de sus compañeros.

Abierto de Berlín El próximo objetivo después de pasar por el tatami de París, Salzburgo, Leipzig, Rotterdam, Estambul u Okinawa esta temporada.

 

 

 

lavozdegalicia